Los participantes del webinar organizado este mes por Solarplaza analizaron las tendencias de los principales mercados de América Latina, así como los retos que presentan, tales como la volatilidad de los precios spot o la congestión causada por la insuficiencia de redes de transmisión. Puesto que la región presenta requisitos específicos, dado su clima y geografía, es necesario inventar modelos flexibles de servicio para poder superar los retos operativos.


Manan Parikh, un analista con experiencia en el sector solar de GTM Research, describió América Latina como una de las regiones del mundo con un crecimiento más rápido en energía solar. Chile es el país líder en la región, mientras que México y Brasil están avanzando a pasos agigantados. El 2016 promete ser otro año de crecimiento récord para la región, con un aumento de la capacidad de alrededor del 55%.

Actualmente, Chile cuenta con el 37% del mercado solar de la región. Sin embargo, es probable que pronto ceda el paso a México o Brasil como líder regional, aunque tal suceso dependerá de varios factores. En Brasil, donde hubo dos subastas el año pasado, el avance de los proyectos ha sido lento, mientras que en México, una subasta en marzo de este año dio como resultado la licitación de 1,8 GW de generación solar, y habrá una subasta aún más grande en septiembre. 
 
El 61% de los asistentes al webinar opinaron que Chile no mantendrá su liderazgo regional en cuanto a capacidad instalada para el año 2020, dado que el país enfrenta el problema de la congestión en la red de distribución, el cual ha provocado retrasos y estancamiento de proyectos.

Uno de los factores que impide en mayor medida el desarrollo de proyectos solares en Chile es la falta de interconexión entre el norte del país, donde se genera la energía, y el centro y sur. La mitad de la generación de energía solar de Chile se localiza en el norte, en la región de Atacama, mientras que el 90% de la población habita en la región central.

Aunque el gobierno estima que la línea de transmisión entre ambas regiones entrará en servicio a mediados de 2017, los analistas prevén que no será hasta finales de 2018, debido a las probables demoras en las obras de construcción. Como resultado, los proyectos en desarrollo en la región norteña enfrentan embotellamientos por la falta de demanda de energía. No obstante, el gobierno aprobó en semanas recientes la ley de transmisión, la cual debe permitir la construcción de líneas de interconexión.
 
Otro reto en Chile es la fluctuación de los precios spot, causada por el aumento de generación hidroeléctrica en verano como resultado del deshielo, el cual aumenta la cantidad de electricidad disponible en la red. El aumento de la capacidad solar en el norte del país también ha comenzado a afectar los precios, lo que probablemente contribuirá a un declive del mercado solar en el próximo año.
 
Esta presión sobre los precios crea un riesgo para los inversionistas en proyectos solares. Parikh ofreció una serie de soluciones para combatir tales retos, como reducir los costos de operación y mantenimiento (O&M), reducir el tiempo y costo del proceso de evaluación del proyecto, vender electricidad a un precio fijo por un periodo determinado, en lugar de ofrecerla en el mercado spot, y utilizar menos terreno y ubicado más cerca de las zonas pobladas.

También resaltó que la nueva tendencia en Chile de desarrollar proyectos adjudicados en subastas garantizará la firma de más acuerdos de compra de energía (PPAs) a largo plazo.

Argentina se perfila como un mercado de rápido crecimiento solar, pero también enfrenta el obstáculo de una infraestructura de transmisión insuficiente, que podría impedir que el gobierno lograse su meta de generación a partir de renovables.
 
Según Daniel Rosende, gerente de Sudamérica de SMA, empresa patrocinadora de la conferencia Solar Asset Management Latam, que se llevará a cabo en Santiago el próximo septiembre de 2016, estamos en un muy buen momento en la región para la energía fotovoltaica, dada la fuerte demanda y las condiciones favorables para su desarrollo. Y mientras los mercados de Chile, Brasil y México ya despegaron, también percibe nuevas oportunidades en Perú, Argentina, Bolivia y Colombia.
 
Entre los posibles obstáculos al desarrollo de proyectos figuran el acceso a financiamiento y los marcos regulatorios de cada país. Además, los proyectos enfrentan retos ambientales y geográficos. La mitad de los asistentes opinaron que las condiciones desérticas, la altitud y la tendencia sísmica de la región implican un reto en su conjunto, mientras que la humedad también puede implicar un reto en países como Brasil, México y Centroamérica.
 
Otro reto adicional en Brasil son las leyes que estipulan el porcentaje de contenido local en el desarrollo de proyectos, ya que, al no cumplir con el mínimo, restringe el acceso a financiamiento. Asimismo, la situación económica y política actual está causando cierta incertidumbre entre los inversionistas.
 
Jon Evans, director de servicios al cliente de SMA Américas, opinó que la preparación y planeación de O&M son elementos sumamente importantes para el éxito de un proyecto. Señaló que la falta de planeación para el financiamiento del servicio del proyecto durante su vida útil es un error bastante común, y los gestores deben poder garantizar el financiamiento del mantenimiento del proyecto durante 20 años. 

También deben tomar en cuenta la frecuencia de fallas que puede presentar un proyecto y, por lo tanto, un presupuesto adecuado de O&M es imprescindible. Y mientras este consejo se aplica a proyectos de todo el mundo, es muy pertinente en mercados en los que la red sea más inestable o exista congestión de transmisión, ya que los costos de O&M y de reparación pueden aumentarse de manera significativa cuando se trata de un proyecto que se localiza en un lugar remoto, como el desierto.
 
Por esta razón, es fundamental que los términos de servicio con el proveedor de componentes sean acordados durante el proceso de adquisición, puesto que la entrega de refacciones podría demorarse y causar una pérdida de ingresos. De igual manera, es importante asegurar que las refacciones que se puedan necesitar estén accesibles, ya que procurar un componente del fabricante en otro país o continente podría causar una demora muy costosa.
 
Un buen sistema de comunicación y la implementación de medidas de seguridad son también sumamente importantes para el éxito y factibilidad económica de un proyecto.
 
Y antes que nada, aconsejó Evans, uno debe buscar a un socio y no solamente a un proveedor; no solo a una empresa que le provea un servicio, sino a una que comparta su visión de construir un proyecto en conjunto y que sea duradero, sin importar su tamaño o capacidad.